martes, 24 de diciembre de 2013

¡Te deseo un cumpleaños divino!

¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS ALBERTO!!!

Muerta de la envidia y de la pena te vengo a desear feliz cumpleaños, porque viendo las fotos y los comentarios de tu fiesta de cumpleaños me muero por dentro de no haber podido estar allí. ¡¡Ha sido la fiesta del año!! Y yo me la he perdido :(

Con esto de que tu cumpleaños coincida con la Nochebuena seguro que fiesta, celebración, seres queridos y champange no te va a faltar, pero aún así yo te redeseo que tengas un día muy feliz, y que te den un beso muy grande de mi parte.

¡Qué mayores nos hacemos, Alberto, pero da igual, porque encajamos los años divinamente!


sábado, 7 de diciembre de 2013

Estudiando

¡¡Quien me iba a decir a mi, cuando salí de la carrera que me costó terminar sudor y lágrimas, que tres años después me encontraría de nuevo siendo estudianta!!

Pues aquí estoy, ya en plena época de exámenes, por supuesto que esta vez no es lo mismo que en la universidad. Cuando los exámenes se convertían en un periodo de tiempo en el que te convertías en un zombie de la biblioteca, yonki de la cafeína y necesitabas un mes entero para estudiar todos los apuntes que no habías tocado en todo el cuatrimestre. No, esta vez es algo más relajado, más rollo regreso a La Mila.


Y es que a veces siento que vuelvo a estar en bachillerato (por no decirte la ESO). ¡¡No veas que dramas de quinceañeras se traen en mi clase!! Pa mear y no echar gota. Uno, que ya es perro viejo en estos menesteres, ya se lo veía venir. Que si al principio todos super coleguis y amor y paz en el mundo... pues mira, ni me extraña que todo se esté tornando viernes de carnaval en Puerto Hurraco.

Pero no me malinterpretes, que yo sigo estando genial en Madrid y sin arrepentirme un ápice de haber regresado. Reconozco que a veces me entra la morriña londinense, por ejemplo cuando me entero de que en el PCC hace sing-a-long de SpiceWorld (al que si te das prisa aún puedes ir!!), pero, como dice la canción, yo para ser feliz quiero a mi Antonio!!

Voy a ver si continuo con el estudio.
Muchos besos.

Alberto.

jueves, 14 de noviembre de 2013

¡Qué maravilla Londres!

Entre penas y alegrías inauguro esta nueva etapa de nuestro blog y esta nueva temporada de nuestra amistad. Penas porque me vengo yo a Londres a que tú no estés y alegrías porque oye, al fin y al cabo a ninguno de los dos nos va tan mal, que es lo que importa. 

Aunque cuando fui a visitarte a Madrid me volví a casa con un poco de pena porque sabes que tengo muchas ganas de volver a vivir allí desde que me dio por dejar la capital del reino, creo que una temporadita en Londres no me va a sentar nada mal, además de que este 2013-2014 se me presenta lleno de proyectos.

Ahora es cuando te toca a ti hablarme de todas las cositas guays que puedo hacer en Londres, porque así de primeras la ciudad se me presenta demasiado grande y llevo dos semanas bastante perdida. Lo primero que necesito es organizarme: tengo que aprender a manejar mi tiempo aquí porque ya que he tenido la suerte de encontrar un trabajo que me deja bastante tiempo libre, quiero aprovecharlo. 


Y lo segundo que necesito es echarme un novio que me saque a cenar por Londres porque, te cuento porque no lo sabes, a no ser que hayan sido otros los que te lo han contado, en la casa en la que vivo en Londres la comida es mierda pura. Resulta que estoy cuidando a un niño que es alérgico a todo lo que te puedas imaginar así que la madre hace la compra en función de lo que el niño puede comer, que es bastante limitado y además, bastante asqueroso. Encima, para que no haya problemas con las alergias, es la madre la que cocina, así que si me encuentro un poco vaga, que es el 95% de las veces, ceno lo mismo que cena el niño y me sabe a culos de elefantes. 

Total, que ya que la comida no me va a dar la felicidad en esta nueva aventura mía, pues necesito un hombre que me la dé, y punto y se acabó. Y quien dice uno, dice varios, la cosa es que se ocupe la plaza. Porque si no me va a pasar como en EEUU y no queremos eso, que por no comer para no ser más gorda y por no encontrar hombre que me sacara a cenar acabé enganchada a las compras por Amazon, y no voy a permitir que eso vuelva a pasar. 

jueves, 17 de octubre de 2013

My Dearest BFF,

¡¡Qué famosa eres!! que hasta te han entrevistado en la radio y todo a tu regreso a España.
Y es que no paras, ¡Perradesatan on tour 2013! la semanita que viene te tengo ya aquí, en los Madriles. La verdad es que tengo muchas ganas pero por otro lado me aterra el estrés que traerás contigo.

Mi vida ha dado un giro radical, dejando ese Londres que cada vez se me hacía más y más frío y volviendo al regazo cálido de mi amor. Ya estoy inmerso en mi propia rutina madrileña, tranquila y repetitiva, sin sobresaltos, como a mi me gusta. Cada mañana me levanto a las 7 en punto y me preparo para salir de casa a las 7:30 y poder llegar a coger el cercanías en Sol a las 7:45 que me lleva hasta Valdelasfuentes, el lugar donde se encuentra el CIFP JOSE LUIS GARCI que es donde me encuentro actualmente estudiando Producción Audiovisual y de Espectáculos. Mis compañeros son telita fina... al principio reconozco que me asustaban un poco. Tan jóvenes, tan recién salidos del bachillerato, tan de odiar a sus padres por no subirles la paga, ya sabes, esas cosas de adolescentes crepusculares... Hace tiempo que superé aquella etapa y sinceramente, no tengo ni la más mínima intención de revivirla ni de aguantar la de nadie. Con todo, ahora que los voy conociendo mejor me parecen buena gente, eso sí, no les perdono (agárrate a la silla porque te vas a caer de culo fijo) que ninguno conociera THE ROCKY HORROR PICTURE SHOW!!!

¿TE LO PUEDES CREER? Imagina que pocker face se me quedó cuando se me ocurrió preguntar en alto a todos y ninguno sabía de qué coño les estaba hablando, ¡¡QUÉ DISGUSTO!!
Confieso que es lo que peor llevo de mis compañeros de clase, presuntos futuros productores con 0 cultura cinéfila. UN DRAMA VAYA!


Por cierto, con toda la emoción de tu fiesta de bienvenida y demás, al final sólo nos hicimos esta foto juntas, con Elena en medio. Estamos bellísimas pero tenemos que hacernos una foto de very best friends forevah como dios manda tú y yo!! Y sobre el blog... creo que deberíamos hacerle un extreme make-over y continuarlo porque a fin de cuentas vamos a seguir estando separados y el principal objetivo de este nuestro blog era precisamente no perder el contacto.

Sin más me despido, deseando ya que llegue el finde que viene (este no, el siguiente) y tenerte por aquí, por este Madrid que una vez fue nuestro y que volveremos a reconquistar!!

BESIS.

martes, 1 de octubre de 2013

¡Que no nos queda ná!

Me parece mentira que este viernes, por fin, vayamos a coincidir los dos en Zamora. Me parece mentira también que vayamos de cena y fiesta al Huellas, pero oye, esto es lo bonito de la vida, que siempre sabe cómo sorprenderte. Para bien o para mal.

Y aunque parezca mentira, también, dentro de nada a este blog le va a tocar renovarse o morir porque aunque has pasado el último año en Londres, ahora vives en Madrid, y yo, que he pasado este último año en Estados Unidos, ahora me voy a Londres.

Qué miedo, Londres. Con lo bien preparadito que lo tenía para mí y ahora se me ha desbarajustado entero. ¿Dónde viviré, dónde trabajaré, follaré por fin, me gustará, no me gustará, engordaré más todavía? Y, al fin y al cabo, ¿qué tendrá Londres que, aún habiendo pasado por grandes... llamémoslo baches, que podrían haberme quitado las ganas de mudarme, por fin, a la ciudad de la niebla y el té de las cinco, sigo teniéndole ganas?


Pero a lo que más ganas le tengo en este momento es a volver a España, que aunque ahora, desde fuera, ya veo las cosas diferente, tampoco se me ha quitado esa esperanza de que tarde o temprano volveré al país que me vio nacer porque, como ya sabes, a mí como España nada. 

Por eso no te puedo decir que no me dé envidia tu situación, que hayas vuelto a Madrid, al Madrid que yo todavía deseo volver, y que lo hayas hecho como lo has hecho, ¿crees que Madrid nos tendrá reservado el reencuentro final y que llegará una temporada en la que ya no necesitemos blog porque los dos estaremos viviendo en la misma ciudad, yendo al cine juntos, compartiendo muchos dramas y muchas alegrías, hablando de penes a la hora del brunch, como antes?

Ojalá!

lunes, 9 de septiembre de 2013

Perra cumpleañera!!

Veintisiete años como veintisiete soles cumple hoy la perra más conocida en el mundo entero. Y no, no era rusa y se llamaba Laika sino española y de nombre Beatriz.

No creo que esta entrada te pille por sorpresa ya que mi felicitación llegó a ti hace ya bastantes horitas y en privado pero lo que quizá si te pille por sorpresa es que hoy también es el PRIMER ANIVERSARIO DE ESTE NUESTRO BLOG!!! ¿Cómo te quedas? Por mi parte sé que he sido un compañero de blog bastante pésimo, pero es que hija, he sufrido una larga temporada de falta de inspiración (como has podido comprobar por el abandono sistemático de mis blogs personales), por eso para esta nueva temporada que se nos viene en breve prometo ponerme las pilas y actualizar más a menudo (respetando turnos, of course!).

En menos de un mes volveremos a estar juntos en el mismo punto espacial y temporal y moriremos del asco en la noche zamorana pero estará bien porque al menos estaremos juntos. Te deseo lo mejor. TE QUIERO.

¡Pide un deseo!

lunes, 26 de agosto de 2013

Horror en Ancramdale

Con lo que nos gusta a ti y a mí disfrutar de una buena película de terror que tenga que ver con un lago, y ahora que me veo yo aquí horrorizada a la orilla de uno sufro como si me hubieran puesto a dieta estricta. 

¡¡Las peores vacaciones de mi vida, así te lo digo!! Bueno, de vacaciones nada, porque estoy trabajando, que aquí no tengo ni un momento de relax, que ni masturbarme puedo.

No sé cómo explicarte lo horrible que es esto, solo te puedo decir que estoy disgustadísima y que odio todo este entorno. Tu imagínate una casa en el puto medio de la nada, rodeada solamente de unas cuantas casas más (porque esto es una comunidad judía) y de un lago. Y se acabó. No hay más. Por no haber no hay ni cobertura. Gracias a Dios que al menos mi hostmum es tan enferma del internet como yo y en casa sí tenemos wifi. Es que si no yo ya me hubiera suicidado. Así como te lo digo.

Yo disfrutando

Yo soy una chica de ciudad, y punto y se acabó. Yo necesito mis tiendas, mis McDonals, mi gente desconocida y mi ruido de fondo. Que a mí tanta luciérnaga y tanto grillo y lo que sea que está ahí fuera no me deja dormir por las noches.

Es que esto es el Gran Hermano. Solo puedes elegir: o estás tú sola a tu bola (cuando me dejan, que es muy poco) o estás con la familia todo el puto día, que son pesadísimos y están todo el rato: "pero Bea, ¿por qué no te bañas? pero Bea, ¿por qué no vas de pesca? pero Bea, ¿por qué no te gusta acampar? pero Bea, ¿por qué no coges el kayak? PORQUE NO ME SALE DE LOS HUEVOS, PESADOS DE MIERDA, QUE SI NO FUERA PORQUE ME PAGÁIS UNA PUTA MISERIA, OS QUEMABA LA CASA.

Hala, ya me he desahogado. Pensaremos en positivo, que es lo que nos queda, y, si todo va bien, yo no tendré que volver a pisar esta casa nunca más en mi vida. Y lo que es mejor. ¡¡¡Solo me quedan 39 días para volver a España, 40 exactamente para verte!!!

jueves, 15 de agosto de 2013

Me Siento Extraña

Así me siento yo ahora mismo, extraña. Nuestros tiempo en New Jersey y Londres (tuyo y mío respectivamente) ha comenzado su cuenta atrás. El destino volverá a unirnos en cosa de mes y medio aproximadamente para volver a separarnos e irónicamente la que se muda a Londres serás tú y yo me quedaré en Madrid, aquel Madrid que una vez fue nuestro.


Pero bueno, aunque llevar al día el blog no sea mi fuerte al menos queda demostrado que nuestra amistad no necesita refuerzos ya que es dura como el acero toledano. Digo esto porque se suponía que esta entrada debería haber sido escrita hace casi dos meses, cuando se nos ocurrió ver en plan conexión transatlántica una película española de esas de las que mucha gente a oído hablar, casi como una leyenda urbana, pero que poca gente se ha atrevido a ver. 


Una vez más debo confirmar lo jodido de los prejuicios a la hora de enfrentarse al visionado de una película de este tipo. Confieso que no esperaba encontrarme nada en absoluto que mereciera la pena más allá del consabido revolcón entre Marieta y Barbara pero para mi sorpresa encontré una película que siendo de 1977 me parecía que podría haber sido rodada en pleno 2013.

La trama se desarrolla en una España en plena transición, somos testigos por un lado de los movimientos políticos en las altas esferas que añoran al dictador muerto y que nerviosos, intentan ingeniárselas para que su legado no desaparezca. Asistimos por tanto a la propia fundación de ni más ni menos que Alianza Popular, germen del que en nuestros días es el Partido Popular. No recuerdo si en la película usaban el nombre como tal pero el paralelismo es más que evidente.


Por otro lado tenemos al pueblo llano de la España profunda, garrulo, impasible ante los cambios políticos que se avecinan. Ambos mundos son el reflejo de una España que llega hasta nuestros días, una España en la que lo más importante sigue siendo demostrar quien es el más macho y quien lleva los pantalones de la casa. En esa España, de esos dos mundos opuestos surgen dos mujeres que no están dispuestas a comulgar con la sociedad opresora que las obliga a actuar como amas de casa o meras mujeres-florero. 


Las dos mujeres comienzan ante todo una relación de amistad, creyéndose libres de sus propios destinos, disfrutando sin hacer daño a nadie, algo que levanta las iras de los machos del lugar que ven amenazado su patriarcado por estas mujeres que creen poder decirle a la sociedad lo equivocada que está.

Como digo, una película de 1977 que bien podría ser 2013 ya que puede que España esté muy avanzada en cuanto a legislación LGTB, puede que sea maravilloso vivir en grandes ciudades, pero en pueblos y ciudades pequeñas aún hay mujeres (y hombres) que se ven obligados a reprimir su condición por el qué dirán y por temor a represalias mayores.

Una lástima que lo único por lo que esta película haya pasado a la historia del cine español sea por el morbo de sus dos protagonistas liándose, cuando en realidad es una película que va más allá, que cuenta una realidad que por mucho que nos neguemos a ver existe, la de esa España rancia y anclada en el pasado en la que los que manejan el cotarro son unos sin vergüenzas que harían cualquier cosa para seguir en el poder mientras el hombre de a pie se dedica a chismorrear y meterse en vidas ajenas en lugar de preocuparse por la suya propia. 



Hay que ver lo que te ha impresionado a ti la película. Y oye, yo te doy la razón en todo lo que has dicho, pero hijo, será que ya hemos visto cien veces eso de las dos españas en el cine (aunque es verdad que no como escenario de una historia de amor lésbico, lo que le da el puntito de modernidad del que tú hablas) que a mí me ha dejado más o menos como estaba. 

No sé si serán gajes del oficio pero a mí lo que me tira siempre de una película es su guión, y mira, yo con esta película, a ese nivel tan básico que es el guión artístico, no he podido. Aunque se le nota el querer ser más que el resto de películas del destape de entre las que emerge, no me sale decir otra cosa sino que toda la película entera es bastante absurda. 

Yo me quedo al nivel del garrulo que vería esta película por la carnaza y me alegro de haberla visto nada más que por ver el coño de Rocío Dúrcal, a quien solo conocía, cinematográficamente hablando, por las películas de ella que daban en Cine de Barrio, en las que salía ella tan guapa y tan modosita, y de repente, ¡toma parrús! No me extraña que la Dúrcal se tuviera tan calladito su trabajo en esta película, porque el nivel de desarrollo mental de su fan medio choca mucho con todo el lío de esta película.


Pero afortunadamente ya estamos en 2013 y con la Dúrcal ya no se puede meter nadie porque está muerta, y aunque la chica tampoco es que lo hiciera mal en la película, pues qué quieres que te diga, a mí memosiona más cuando canta La Gata Bajo la Lluvia que cuando lucha por dejar atrás una relación amorosa y termina entre las tetas de Bárbara Rey. Otra que tal baila.

Vaya, que la gracia que me ha hecho a mí esta película es puramente icónica, y pienso que es como hay que verla porque para todo lo demás es una película bastante mala, que me ha hecho reír mucho más que entrar en el ambiente dramático de la película, y aunque puedo ver los méritos que solamente se le intuyen, pues mira chica, que no. Eso sí, el buen rato que pasé viéndola no me lo quita nadie. Y me alegro de haberla visto contigo.

¡Que qué fuerte que la nueva temporada de nuestras vidas nos vuelva a reunir momentáneamente para volvernos a separar! Y que qué fuerte que ahora que yo me voy a Londres tú te vuelvas a Madrid, al Madrid con el que yo siempre soñé volver. Pero mira, al fin y al cabo los dos vamos a hacer lo que queremos y lo mejor de todo que es con quien queremos. Así que ya nos contaremos, como hacemos siempre. 

martes, 25 de junio de 2013

Desesperada

¡Qué Marta Sánchez me encuentro estos días, y lo peor de todo es que esto que a mí me pasa no tiene solución ninguna! Pues verás que te cuente, que resulta que los Estados Unidos de América nos tienen a todos engañados. A todos, seres humanos y extraterrestres, que también vienen aquí pensando que esto es un sitio de puta madre y de eso nada.

Esta es mi teoría: en el siglo XVII unos ingleses así de estos que tienen un buen palo metido por el culo dejaron su país con la idea de encontrar un sitio mejor donde fundar una nación perfecta. Llegaron aquí, hola qué tal indios, qué coméis, qué es eso, uy pues no está malo, mira nosotros tenemos té, bebe, bebe, que es casi gratis y a los quince días se dieron cuenta de que ESTE CONTINENTE ES UNA PUTA MIERDA. 

Pero claro, como tenían el palo metido en el culo no podían volver a su país con la cabeza gacha así que dijeron: mira, vamos a inventaros que este sitio mola un montón y nos lo estamos pasando de puta madre aunque sea mentira solo para joder a los ingleses, un poco lo que hacemos nosotros en los muros de facebook cuando te vas a Sanabria a hacer montañismo, que te pasas el día jodido pero en la foto que subes sales supersonriente y además escribes "al final no fue para tanto, y qué bonito el paisaje, es una maravilla estar aquí". Con dos cojones.

Pues eso, que Estados Unidos es un puto engaño desde antes de que se creara el país porque aquí no hay nada bueno. Y por no entretenerme en explicarte cuántas cosas que son puta mierda hay aquí me centraré en la que me desespera estos días que es el calor más asqueroso que he sentido nunca. ¡¡Pero qué climatología es esta!! 

Yo de paseo por mi urba

Me pasé el otoño recuperándome de un huracán, el invierno encerrada en casa porque hacía tanto frío y había tanta nieve que no eras capaz de dar tres pasos sin calarte entera, la primavera con paraguas porque teníamos tormenta diaria y ahora que llega el verano estamos a treinta y cinco grados y con unas humedades que ni las caras de Bélmez. 

Vamos, que me pasé el otoño en casa, el invierno en casa, la primavera en casa y ahora me voy a pasar el verano en casa porque es asfixiante estar en la calle con este infierno en el que vivimos. ¡Qué país, por favor, qué país! Menos mal que tenemos la suerte de que la gran mayoría de los estadounidenses no saben señalar España en el mapa, porque como se enteren de lo a gusto que se está allí en cualquiera de las estaciones nos invaden y nos inventan el McChiringuito.

¡¡Vete a la mierda, América!! A mí no me la vuelven a dar. 

Hazme el amor frente al ventilador

viernes, 14 de junio de 2013

Holi!

¡Madre mía! ¡¡Pero qué abandonada te tengo!! Bueno, a ti no, más bien a este nuestro blog ya que a ti te mantengo informada de todito lo que pasa en mi vida que como bien sabes no es moco de pavo... La cosa es que, quitando lo íntimo y personal, mi vida sigue siendo muy monótona aquí en Londres. Qué le voy a hacer si así de soso nací. Ya sabes que prefiero irme a una buena sesión de cine antes que de fiesta a intentar emborracharme para así al menos hacer más llevadera la "diversión". Pues sin ir más lejos el otro día pude disfrutar de una de mis películas favoritas de uno de mis directores favoritos EVER!

¡Exacto! Si estabas pensando en Pink Flamingos de John Waters, ¡¡has acertado totalmente!! 
La verdad es que me encanta tener la oportunidad de poder ver todas estas películas que me fascinan y que por mi edad no he tenido oportunidad de ver en pantalla grande. En este caso, la experiencia se vió algo truncada ya que la copia proyectada había sufrido algunas mutilaciones, que ya no te sé decir si es que era la copia en concreto en es que en general en UK esas escenas habían sido censuradas. En concreto te hablo de la escena de la "inseminación" y de la escena que pone fin a la propia película, quizá la más célebre de todas las que ella contiene...
Sí, ésta.
Afortunadamente, otra de mis escenas favoritas, y te confieso que la que más ganas tenía yo de ver en pantalla grande sobretodo por la curiosidad que me producía ver la reacción del público, estaba intacta.

Besis.
En el PCC no son tontos y supieron enmendar el tema de la censura ofreciendo a la audiencia algunas de las escenas eliminadas presentadas por el propio Waters que no lograron pasar al metraje final. Confieso que yo nunca las había visto y fue algo que realmente me gustó. 
Ya sé que a ti lo que se dice gustarte esta película pues no mucho pero ya sabes que yo siento verdadera pasión por todo el trabajo del llamado Pope of Trash
Pero bueno, que te vas el domingo a ver The Little Mermaid a Broadway, ¡ZORRA! Así que espero que me cuentes todo, todo, todo, que en Waters no, pero en Ariel coincidimos plenamente.

jueves, 16 de mayo de 2013

Princesas Disney

Sabes que soy fan de Disney a tope, pero sinceramente, nunca he tenido yo un personaje favorito. ¡¡Son todos tan guays!! Además, mis personajes preferidos solían ser de género maculino más que de género femenino, fíjate. Me encantaban Hércules y Hades de la película Hércules, me encantaban el Genio de la lámpara y Jafar de Aladdín y me encantaba Cuzco de El Emperador y sus locuras, pero que nunca había sido yo de las mujeres.

Es verdad que la película de La Cenicienta, por ejemplo, de pequeña, me volvía loca. La veía una y otra vez sin descanso, pero la verdad es no era por la pobre Cenicienta ni porque soñase con ser como ella (Dios me libre de ser así de pánfila y de limpiar suelos de rodillas), era porque me encantaban los animalitos. Yo es que he sido fan de los roedores desde que tengo memoria. 

A Blancanieves no la he soportado jamás. Me parece la peor princesa Disney sin ningún tipo de duda, y la pobre Aurora, así, tan dormidica y sin decir nada, pues eso, que tampoco me decía nada. Y ya de Jasmin ni hablamos. A mí esa chica no me ha caído muy allá jamás, me parecía mucho más majo su padre o incluso su tigre. 

Y sinceramente, Ariel me era bastante indiferente. Cuando era pequeña, La Sirenita no fue una película que me marcase demasiado. La he aprendido a disfrutar más ahora de mayor que cuando la veía de pequeña. Aunque si me tengo que quedar con una mujer de La Sirenita, sabes que me quedo con Úrsula. 

Total, que he vivido veintiséis años de mi vida sin tener una princesa Disney favorita y eso suponía en mi un vacío que era capaz de notar, hasta que, de repente, a modo de revelación mística, mi princesa Disney favorita se ha dibujado en mi mente y me he dicho a mí misma, así por dentro sin que me oyese nadie: ¡¡¡Esta es!!!


Me quedo con Bella sin dudarlo. Una mujer hecha a sí misma, de mentalidad libre y muy imaginativa, con un futuro prometedor por delante que acaba rendida a los pies de un tío con un palacio enorme y con un rabo, que, aunque no se lo hayamos visto oficialmente, tiene que prometer. Bella se enamoró por lo que se enamoró, como nos pasa a todas, sobre todo a las inteligentes. 

Ahora mismo ya respiro aliviada, porque (creo que ya se lo podemos decir a nuestra audiencia) mi conciencia no me podía permitir realizar ese viaje maravilloso contigo a Disneyland París sin haberme decidido por una pricesa de la que disfrazarme para la foto contigo.  

jueves, 9 de mayo de 2013

No quiero más Twitter en mi vida

¡Qué enferma estás! Pero no eres la única enferma aquí, que una servidora también tiene sus cositas. Yo no tengo fiebres ni tengo que permanecer en reposo, aunque eso es lo que he cogido, unos días de "descanso" de Twitter porque, aunque ahora el plan original ha cambiado, necesitaba concentrar todos mis sentidos en otra cosa.

Verás que te cuente. Allá por Navidad una amiga de aquí me contó que había un ofertón en una página de cursos online de aquí de EEUU de pillarte un curso maravilloso para ser profe de inglés como segunda lengua por menos de la mitad de precio. Y allá que fui, a dar los datos de mi tarjeta de crédito para hacer ese curso sin pensarlo.

Pero ya sabes cómo es la vida, que una lo va dejando, lo va dejando... y mi acceso al curso online caducaba el día 16 de Mayo y aquí estaba esta que escribe sin haberlo empezado. Así que me tuve que decir: se acabó, Beatriz. A partir de ahora si enciendes un ordenador, que sea para darle al cursito, que falta te hace. 


Empecé a visualizarme a mí misma pasando horas y horas en la biblioteca haciendo un curso en inglés e intentando no entrar a twitter, pero entrando al final y entreteniéndome con las cosas más tontas, y viendo cómo se pasaban las horas sin que apenas hubiera avanzado, sabiendo que el día 16 se acabó lo que se daba.

Total, que tomé la decisión: te quitas del twitter, bonita. Por un lado, me distraería menos (menos, pero me sigo distrayendo), y por otro, me serviría de motivación para acabar antes y poder reabrir mi cuenta, que, si te soy sincera, la echo de menos.

Eso sí, ayer se me presentó mi hostmum y me dijo: este fin de semana vas a tener libre el viernes, sábado y domingo, y van a venir muchos familiares y va a haber mucho jaleo en casa. Así que aunque en un primer momento pensé: métele caña y acaba entre el viernes y el sábado el curso, la realidad es que acabé comprándome unos billetes a Washington DC, que tengo allí a una amiga, porque si esta casa ya es una locura deprimente con seis personas en ella, ni me quiero imaginar con la abuela y las primas. 


Eso lo que quiere decir es que este finde el curso ni tocarlo, lo cual significa también que la semana que viene VOY A MORIR EN ESA BIBLIOTECA. ¡Qué horror de responsabilidades y mierdas, y todo para acabar limpiando culos de bebés igualmente! Me voy a ver a Obama y le voy a decir "arcarde, porfavó, dame una caza". 

domingo, 5 de mayo de 2013

Que no estaba muerto...

No es que me haya olvidado del blog, simplemente que, con la montaña rusa emocional en la que se han convertido los últimos meses y que prácticamente contigo tengo contacto diario a través de whatsapp, no se me ocurren cosas que contarte por aquí y ya que tú has usado recientemente comodín del pene me tocará escribir algo a mi para evitar que este nuestro blog se convierta en un blog de rabos... xD

Como ya sabrás, hace cuatro días estrené tatuaje nuevo. Supongo que no te pilló del todo por sorpresa ya que era algo que llevaba tiempo queriendo. Ahora, al igual que tú, tengo dos tatuajes surcando mi cuerpo serrano. 


Supongo que no hace falta mucha explicación y reconoces de sobra la figura tatuada. Para mi por supuesto tiene un significado especial que la verdad no es difícil de entender si se conoce un poco la historia detrás de este mítico personaje. 

En otro orden de cosas, simplemente decir que no veo el momento de tenerte a mi vera. Ya han pasado casi 9 meses desde que nos vimos por última vez y ya va tocando reencuentro. 

TE QUIERO!

domingo, 7 de abril de 2013

Comodín del pene

No puedo parar de pensar en la de penes que me voy (tengo que) comer en Londres!!!!!!!!


martes, 19 de marzo de 2013

miércoles, 27 de febrero de 2013

Vacaciones y recapacitaciones

¡Vaya vacaciones hemos pasado la señora Begoña y yo perdidas por Nueva York! Perdidas en el sentido más metafórico del término, porque a esta ciudad la tengo yo controladísima, y quitando lo desorientada que salgo algunas veces del metro, que no sé dónde está el parriba y dónde está el pabajo, tengo a Manhattan totalmente dominada. 

La cosa es que tenía muchas ganas de vacaciones, primero, porque unas vacaciones siempre vienen bien y dejarme de niños una temporada siempre apetece, y segundo porque desde que he llegado a Nueva York he echado tantos de menos a mi madre...


Fíjate que nunca he sido yo muy de mamitis, pero claro, cuando una cruza el charco le cambia todo... o eso creía. Porque verás, resulta que estas vacaciones me han servido para muchas cosas con las que no contaba y me han dejado de servir para otras para lo que las quería. Por ejemplo, quería descansar, y de descansar nada, que no hemos parado. Pero también quería mucha mamá, y mira, a los tres días estaba de mamá hasta el ojete ya.

Y eso me hizo pensar en lo que ya me temía. Me temía que tenía muchas muchas ganas de Zamora pero tenía la sensación de que si volvía, a los tres días iba a estar diciendo "ay qué coñazo, chica, sacadme de aquí cuanto antes", así que claro, por fin he tenido que entender que no puedo volver a España bajo ninguna circunstancia, al menos a corto plazo, a no ser que sea para vacaciones o visita de "mira qué bien me sienta EEUU, ahí te quedas tú con tu bolsa de pipas que yo me vuelvo a Central Park". Antes me dolía pensar en que no debía volver a España, pero creo que ahora ya por fin lo he entendido. (Después de que miles de personas me gritasen NO VUELVAS!!!!, eso también).

Esto de coger la maleta y asentarme a 6.000km de mi casa me ha hecho cambiar mucho mucho y ya no soportaría Zamora por más de tres días (diez si son Semana Santa). Ahora, como te digo una co, te digo la o. Todavía no he conseguido que me guste Nueva York. Esto está bien, pero ya está. Y cuántos me estarán llamando boba, pero te lo digo como lo siento. No obstante, tengo esperanzas en mí. A lo mejor en dos meses te vengo y te digo Yo corazón NY.

Por cierto, mira qué maravilla de cuadro.
Un poco caro, pero bueno, para un capricho.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Creepy things...


Resulta que ahora que tengo internet las 24 horas del día en mi habitación londinense, no se me ocurre nada que escribir. Mi vida aquí es bastante rutinaria. Me levanto por las mañanas, trabajo hasta un poco más del medio día y luego, o me voy a tomar unas cañas después de cenar o me quedo tirado a la bartola el resto de día. Así que a la espera de asistir a algún evento chulo de los que me gusta comentarte para darte envidia o algún giro dramático inesperado, voy a contarte algunas curiosidades morbosas del lugar en el que trabajo.

Como sabrás vivo y trabajo en un hotel del centro de Londres, no diré el nombre por respeto (y más que nada para que no me echen a la puta calle después de lo que voy a contar). 

Para empezar con las cosas creepy, que sé que a ti te gustan, te contaré que el hotel hace cosa de medio siglo era en realidad una iglesia, con todo el juego que ya sabes que eso da. De la fachada que da a la calle no queda ningún rastro que permita a los viandantes advertir tal hecho pero si caminas por le backyard, podrás apreciar perfectamente la configuración parroquial. Para más INRI te diré que la propia ventana de mi habitación es un gran arco apuntado que abarca casi la totalidad de la pared, ya que resulta que vivo justo en la parte baja de la parte iglesia que más se conserva.
Desde que llegué, este hecho me resultó muy curioso y, como no, en cuanto cogí un poco de confianza con algunos de mis compañeros/vecinos, les pregunté sobre posibles eventos paranormales aquí acaecidos. 
Me contaron que, justo en la habitación en la que yo me alojo, se alojaba hace años el antiguo cocinero que siempre decía que por las noches solía ver a través de la ventana (no sé en USA pero aquí en UK las persianas ¡¡NO EXISTEN!!) la figura de una mujer en camisón blanco que se paseaba por el backyard. Confieso que desde entonces siempre, repito, SIEMPRE, duermo con las cortinas corridas.


Los misterios de mi hotel no acaban ahí, dejando a un lado las típicas canicas del piso de arriba, los extraños ruidos en pasillos vacíos y demás tópicos paranormales, te contaré ahora dos hechos reales que, si esto fuera una típica película americana, yo ya estaría yendo a la biblioteca local a investigar en periódicos viejos, pero como no lo es, simplemente creeré la palabra de los que a mi me contaron los sucesos (ok, confieso que he googleado un poco y me he hecho un pelín de caquita... no, no era cáncer, pero parece que mis compis no me tomaban el pelo).



Resulta qué, un buen día, el guest alojado en la habitación 415 (en el piso más alto) decidió que hacía buena mañana para abrir la ventana de par en par y arrojarse al vacío. No veas que mal rollo cada vez que me toca limpiar esa habitación, incluso, a veces cuando estoy limpiando esa o la habitación de enfrente, me parece ver, por el rabillo del ojo, a alguien en la puerta observándome, pero cuando me giro por completo no veo a nadie.

Algo así, pero sin las risas.
Otra de las historias que me contaron, y que sólo los más longevos aquí recuerdan (o creen recordar) es que, en una de las habitaciones (esta vez ya no sé cual) se encontró una buena mañana la housekeeper a una prostituta asesinada y empalada entre los colchones de la cama.

Yo me lo imagino muy como en Four Rooms.
Desde entonces, cada vez que entro a una habitación departure con un DND (Do Not Disturb) puesto, no puedo evitar entrar con cierto sigilo, temeroso de lo que pueda encontrarme.
A mi me encantan estas cosas, pero para verlas en la tele o el cine que es donde de verdad las disfruto. Que de repente se me aparezca un ente o un cadáver inesperado pues chica, creo que no estoy yo muy por la labor de ello, la verdad. Pero bueno, tú entiendes más de estas cosas así que cuando vengas a visitarme hacemos algún ritual de esos a los que últimamente te estás aficionando y a ver qué nos sale...


Btw, deseando estoy que me cuentes todo sobre el viaje de tu madre a NY, así que no tardes en deleitarnos con ¡¡las aventuras de Begoña en la Gran Manzana!!

¡¡HASTA PRONTO!!

viernes, 8 de febrero de 2013

No es otra estúpida película americana

¡¡No paro de sentir envidia con cada cosa que me cuentas!! Me están entrando ganas hasta de mudarme a Londres porque aquí, en EEUU, mucho ser los mejores del mundo pero el musical de las Spice Girls no lo tienen.

Eso sí, aunque no tenga la oportunidad de ir a ver el que seguro es el mejor musical que hay ahora mismo sobre el planeta Tierra, tengo una vida de película americana. Te cuento.

Resulta que ayer y hoy se está celebrando en el cole de mis niños la fiesta del mismo. Ayer los niños tenían un "variety show", tipo festival de la Medalla Milagrosa de toda la vida donde los niños de los diferentes cursos hacían un bailecito o recitaban algo o lo que fuese. Mi niño mayor, al ser su último año en la escuela, tenía el momento estelar del show, y llevaba dos semanas ensayando a tope todos los días después de clase.

El pasado lunes nos quedamos después del cole a verle ensayar, y cual es mi sorpresa cuando me veo a la petarda de mi vecina como coreógrafa de la función. Como ella es más falsa que un billete de dolar y medio en cuanto me vio me invitó a entrar y a sentarme con ella en el patio de butacas mientras daba gritos a los niños, que, sobre el escenario, estaban disfrazados de cheerleaders (todos niños, todos disfrazados de cheerleaders) haciendo pirámides humanas y cosas de esas.

Cuándo me preguntó que si no me parecía lo más gracioso del mundo a mí solo me salió preguntar que por qué estaban disfrazados de cheerleaders, y me contestó que al colegio le había parecido bien su propuesta de enseñar a los niños algún paso de animadoras porque ella, en sus años de instituto, había sido LA JEFA DEL EQUIPO DE ANIMADORAS.


Me quedé no labio. En ese momento comprendí que estaba en Estados Unidos y que todo aquello que habíamos visto tantas veces en las películas era cierto. La petarda de la jefa del equipo de animadoras era la más guay del insti y la vida le había sonreído: veinte años después (o puede que más, que la tía, aunque intenta disimularlo, tiene unas buenas patas de gallo) la vida de la delgadísima de mi vecina solo va de ir al gimnasio, vestir preciosos abrigos de piel, calzarse unos buenos tacones y ser una desesperate housewife que le cuenta a la nanny de sus vecinos que le hubiera encantado tener una niña para poder enseñarle a ser una gran cheerleader pero que Dios solo le ha dado tres niños, a los que adora... y viste de animadora para la fiesta del colegio.

miércoles, 30 de enero de 2013

There's no business like show business...

Y es que estas últimas semanas no he parado de hacer cosas relacionadas de una forma u otra con eso, el show business.

Asistí a la representación de Viva Forever!, el musical basado en las canciones de nuestras heroínas de infancia, las Spice Girls. Maravilloso, espectacular, de emocionarse al verlo. Iba con las expectativas por los suelos, las cosas como son, por todas las malas críticas que habían llegado hasta mis oídos, pero nada más lejos de la realidad. Viva Forever! es un espectáculo digno de disfrutar y que hará las delicias de cualquier fan del quinteto Girl Power.


Pocos días después, tuve el absoluto placer de ir al estreno del nuevo montaje 40º Aniversario del Rocky Horror Show!! Iba a ser mi desvirgamiento en lo que al montaje teatral se refiere y me congratula comunicarte que fue inolvidable. La mayor sorpresa vino al comprobar que el mismísimo Richard O'Brien se encontraba en el teatro, compartiendo patio de butacas con todos nosotros. Hubo muchos travestis trasnochados, un chino iba disfrazado de Janet con un vestidito rosa pastel divino. Mucho corsé. Mucho cuero. Mucho tacón. Mucha raya del ojo. Un no parar de sensaciones. Y para acabar, como es tradición una vez más el Time Warp, solo que esta vez el magnánimo Richard levanto sus posaderas de la butaca y subió al escenario para interpretarla él mismo. Mira Bea, te juro que no sé como ocurrió, pero de repente me encontraba con las lágrimas saltadas y emocionadísimo de la vida. Reafirmando por qué The Rocky Horror Picture Show es la película de mi vida. Ojalá, y lo digo de verdad de todo corazón, hubieras estado allí conmigo.


Y ya para terminar con el trajín de espectáculos, el pasado domingo día 27, acudí a la exposición Hollywood Costumes en el Victoria & Albert Museum. Muchos vestidos de películas míticas se encontraban allí expuestos y yo como mitómano aficionado no me lo podía perder. El plato fuerte sabía que seria ver el vestidito y los zapatitos que Judy Garland vistió en The Wizard of Oz, pero cual fue mi sorpresa cuando al llegar allí descubrí muchísimos tesoros más!! Varios trajes de Vivien Leigh en Gone with the Wind, entre ellos el famoso vestido verde que en la película se diseñaba a raiz de unas cortinas, imposible no acordarse de esa entrañable foto tuya de niña con tu disfraz de Scarlata. Las ropas de los vaqueros de Brokeback Mountain. A ti te hubiera encantado ver los trajes de Morticia Addams y los pequeños de la familia. El chandal amarillo de Uma Thurman en Kill Bill vol.1. El icónico y volatil vestidazo de Marilyn Monroe. En definitiva, todo un paraíso de recuerdos cinéfilos que dicho sea de paso perdía mucho encanto al tener que sortear a una masa de gente tal que hacía imposible el disfrutar plenamente de las maravillas que allí se podían contemplar. Otro horror/error bajo mi punto de vista, era la última sala en la que los maniquís con sus ropajes estaban dispuestos de tal forma que intentaban crear un dialogo los unos con los otros, así por ejemplo estaban enfrentados Neo (Matrix) a la propia Novia (Kill Bill) y así varios más que no consiguieron otra cosa que sacarme los colores de la vergüenza ajena que estaba sintiendo.
He aqui una de las piezas que más me emocionó. El uniforme de camarera de Joan Crawford en Mildred Pierce.
No pude hacer más fotos ya que estaba prohibido, una lástima.

lunes, 14 de enero de 2013

Call me Dr. Perradesatan

¡Menudo giro inesperado que ha dado mi vida!

¿Te acuerdas lo que te contaba a primeros de año que si me quedaba en EEUU a hacer un máster? Pues ahora creo que me quedo en EEUU a hacer un doctorado. ¿Cómo te quedas? ¡¡¡Doctora Perradesatan!!!

Resulta que aquí hacer un doctorado es gratis siempre y cuando le intereses a la universidad y yo les intereso mucho por ser castellanoparlante nativa, así que me puedo sacar un doctorado en literatura española por la pati a cambio de dar clases de lengua española en la universidad.

¡¡Es como un chollazo!! Así que aunque nunca en mi vida había yo pensado en mí misma como en una académica con coderas en la chaqueta, pelo revuelto y, por supuesto, gafas, quedarse a vivir en Manhattan por cero euros a cambio de estudiar y dar clases me parece lo más de lo más.

¡¡Madre mía lo que vas a presumir de amiga doctora!! ¡¡Y lo que vas a venir a verme a MI apartamentito en Manhattan!!

martes, 8 de enero de 2013

Happy New Year to us!

Justo una semanita ya que llevamos de 2013 y por mi parte ya te voy adelantando que ha sido la mejor semana de todo el año.
Confieso que se me hace super raro estar por estos lares, ya sea Madrid o Zamora, y no verte ni si quiera un ratito... me pone un poco triste pero por otro lado me doy cuenta de lo bien que, de momento, estamos en el exilio.

La máquina del tiempo no se detiene y en provincias ya comienzan a entonar el ¡Americanos!, aunque en esta ocasión a quien realmente se espera con ansia es a los ¡Alemanes! y no precisamente como a Paco Martínez Soria le gustaría... en definitiva, esto sigue igual o peor que cuando decidimos ponernos el mundo por montera sin mirar atrás. 

Si tengo que ser sincero, pienso que 2013 puede ser un buen año. No te hablo de nuestro querido país, sino más bien para nosotros. Quizá este sea el año en el que de una vez por todas decida qué rumbo darle a mi vida en lo profesional, vamos, lo que viene siendo decidir qué quiero ser de mayor. Y con esas buenas noticias que me diste los últimos días de 2012 (que si quieres puedes contarnos por aquí cuando creas necesario) creo que por fin está llegando nuestro momento de petarlo.

Sea como sea, ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

Como no puedo evitar que me embargue la nostalgia te diré, Humphrey Bogart style, que a nosotros siempre nos quedará Madrid.